Occupied lavatory sign on the commercial airlines. iStock
- Publicidad -

Cuando la naturaleza llama, pocos son los lugares donde no quisiéramos estar a más de 30,000 pies de altura. Pero para los pasajeros en un vuelo largo, es imposible evitar el baño del avión. Pero, según un experto, los viajeros que buscan una ida más privada al baño deben aprovechar dos de los momentos más oportunos para aprovechar la oportunidad.

Erika Roth, una ex azafata, explicó a Mel Magazine que los pasajeros que buscan un poco más de privacidad mientras viajan en el avión pueden acudir al baño sin preocuparse de que alguien espere afuera de la puerta tan pronto como el piloto apague la luz del cinturón de seguridad y antes de que comience el servicio de bebidas.

Durante esos momentos, los pasajeros pueden tener de manera realista unos 10 minutos de paz dentro del baño para resolver cualquier problema urgente. Pero si tomas más de 20 minutos, advirtió que una asistente de vuelo podría venir y tocar la puerta. Para aquellos que saben de antemano que necesitarán disipar lo olores del baño, Roth aconsejó hacer esto: “Pídale a un asistente los paquetes de grano de café y luego cuélguelos en el lavabo”, dijo. “Los granos absorberán el olor”. Aunque los asistentes de vuelo sabrán exactamente lo que vas a hacer, los que usen el baño después no lo sabrán. Y, más que ser una cortesía para los demás pasajeros, el truco del café podría salvar a un vuelo del desvío de emergencia.

- Publicidad -

Lee: Tus mascotas tendrán la experiencia de viaje más lujosa a bordo de este jet

A principios de este mes, un vuelo de SpiceJet se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia debido a un olor “insoportable” que salía del baño y que entraba a la cabina del piloto. Así que más vale evitar una bochornosa situación como ésta.