La plataforma de alojamiento Airbnb lanza un catálogo de experiencias de aventura. Foto: Cortesía Airbnb
La plataforma de alojamiento Airbnb lanza un catálogo de experiencias de aventura. Foto: Cortesía Airbnb
- Publicidad -

Quienes desean realizar actividades de aventura, deben ponerse en manos de expertos. Por eso, Airbnb anuncia su nueva categoría de experiencias de aventura alrededor del mundo, la cual permite reservar más de 150 aventuras cargadas de adrenalina como, por ejemplo, una expedición al Área 51 en Arizona, Estados Unidos; vivir como local con nómadas en el desierto de Ulán Bator, en Mongolia, o un tour para caminar con elefantes en libertad en Chiang Mai, Tailandia. 

Lee más: ¿Ya probaste las Experiencias Airbnb en la CDMX?

Para descubrir los detalles del lanzamiento de las experiencias de aventura de Airbnb, nos dirigimos a Costa Rica, a la provincia de Quepos, ubicada en la costa del Pacífico Central. Para llegar es necesario tomar un vuelo en avioneta de 30 minutos desde San José y, una vez en tierra, la experiencia inicia bajo el expertise de Rustic Pathways, una compañía de hospitalidad con un enfoque en la conservación y servicio comunitario. “Veinticinco por ciento del territorio de Costa Rica son parques y reservas de conservación, como el Parque Nacional Manuel Antonio”, nos explicó Ricardo Romero, nuestro guía. “En este lado del país hay playa y bosque tropical húmedo, por lo que el ecoturismo se basa en actividades para estos ecosistemas”.

Experiencia de aventura con Airbnb en Costa Rica

- Publicidad -

La alianza de Airbnb con compañías locales de hospitalidad abre un abanico único de oportunidades para explorar rutas poco accesibles, como el trail privado que recorrimos, ubicado en la zona de Tinamaste. Así, el ascenso de aproximadamente mil metros se hace por una escalinata que va desde el bosque secundario –es decir, la zona reforestada por el hombre- hasta el primario, que es la vegetación virgen de la montaña. Las vistas de la caminata ofrecen paisajes impresionantes con el verdor característico de Costa Rica, salpicados con el color amarillo de los árboles conocidos como mayo.

La experiencia de aventura en Costa Rica comienza con un ascenso a una reserva privada en la zona de Tinamaste. Foto: Cortesía Airbnb

Al final, la recompensa es dulce, pues la pernocta es en un lugar privilegiado: una cueva al pie de una cascada. Este alojamiento natural está completamente equipado para una experiencia placentera, pero con una huella humana mínima. Esto quiere decir que no hay electricidad ni agua caliente. Sin embargo, cuando la noche es templada y el arrullo está a cargo del sonido de la cascada, las comodidades del mundo moderno pasan felizmente a un segundo plano. Más tarde, las actividades incluyen hacer rápel, hiking y disfrutar del mágico atardecer en la cima de la cascada con el acompañamiento de una copa de vino (o varias) y botanas.

Acampa en una cueva única y disfruta de un día lleno de actividades. Foto: Cortesía Airbnb
Acampa en una cueva única y disfruta de un día lleno de actividades. Foto: Cortesía Airbnb

Actividades exclusivas

La colaboración de Airbnb con expertos en aventuras locales ofrece la posibilidad de reservar actividades exclusivas, como ésta que se ofrece en Costa Rica, pues se trata de una estancia en una finca privada con un encanto natural inigualable. Además, las aventuras Airbnb están organizadas por personas con historias ancladas al desarrollo de su comunidad.

Al día siguiente, es preciso prepararse para un día lleno de actividades. Se comienza muy temprano con un segundo ascenso hasta llegar a una poza natural, en donde el chapuzón de agua fría es merecido y necesario. Una de las recomendaciones es que sigas al pie de la letra las recomendaciones para empacar y qué llevar a la aventura, pues de esta manera podrás disfrutar el recorrido al máximo y te evitarás contratiempos.

La aventura de Airbnb en Costa Rica incluye clases de surf. Foto: Cortesía Airbnb

Luego, ya de regreso en la provincia de Puntarenas, los anfitriones de Airbnb tendrán preparada una clase de surf privada y una visita al Parque Nacional Manuel Antonio.

Más información en: airbnb.com