Group of sport people running on the beach; Shutterstock
- Publicidad -

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de Yale y Oxford, según informó Business Insider, hacer ejercicio podría hacerte más feliz que tener más dinero. El estudio recopiló datos de 1,2 millones de estadounidenses mayores de 18 años que utilizaron las encuestas del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo Conductuales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de 2011, 2013 y 2015.

A partir de esos datos, los investigadores les hicieron una serie de preguntas sobre su salud física y mental durante el último mes de la encuesta, así como su estado económico y la cantidad de actividad física que realizan regularmente.

El estudio tuvo en cuenta el tipo de ejercicio, la duración, la frecuencia y la intensidad al analizar los datos. Se informaron 75 tipos diferentes de actividad física, desde tareas domésticas hasta levantamiento de pesas o correr.

- Publicidad -

Lee: Hornear pan como método infalible para recuperar la salud mental

El estudio concluyó que las personas que hacían ejercicio tenían un 43.2% menos días de mala salud mental, que aquellos que no lo hacían. Según Business Insider, las personas físicamente activas se sintieron tan bien como las personas que ganan un promedio de $ 25,000 USD  más por año, pero no hicieron ejercicio. Esto no quiere decir que las personas con ingresos más altos no experimenten la felicidad. Solo muestra que el ejercicio puede ser un factor clave, especialmente para aquellos con ingresos más bajos.

¿Qué tipo de actividad física realizas? 

El estudio va más allá al decir que el tipo de actividad física generalmente no es un factor, aunque algunos de los tipos más populares de actividades que dieron los mejores resultados fueron los deportes en equipo, el ciclismo y las actividades aeróbicas.

Lee: Conoce las razones científicas por las que deberías viajar a la playa más seguido

También señaló que la mejor duración de tiempo y frecuencia para el ejercicio solía ser de 45 minutos por sesión, de tres a cinco veces por semana. Esto se hace eco de otros estudios sobre el vínculo entre la salud mental y el ejercicio, incluido uno que descubrió que caminar en la naturaleza durante unos 20 minutos por día podría reducir su estrés. Otro estudio sostiene que hacer ejercicio solo una hora por semana podría ser suficiente para ayudar a los síntomas de la depresión.