- Publicidad -

¿Alguna vez deseaste comer siempre que tienes hambre? Sin esperas y con buen sazón. La tecnología nos ha ayudado de la manera más inmediata posible: ordenes a domicilio desde el smartphone. Y es que es tan fácil pedir comida, que sólo se tiene qué pensar en qué se antoja. 

El tiempo es oro y pocas personas lo tienen. Cocinar implica tiempo de inversión. Desde pensar qué comer, cómo prepararlo, conseguir los ingredientes… hasta hacerlo, esperar a que esté listo, servirlo y por último, comerlo.

Aunque, hay que admitir. El tráfico suele ser el peor enemigo de repartidores que utilizan automóvil. Incluso, el clima o entorno puede ser peligroso para los ciclistas y motociclistas. Es por eso que Flytrex trae una alternativa más atractiva: entregar tu comida volando.

- Publicidad -

90 restaurantes de California tienen estrellas Michelin

Flytrex y los cielos

Yariv Bash es CEO de Flytrex y co-fundador de ésta y SpaceIL. Mientras Flytrex ofrece entregas con drone, la segunda pretende enviar la primer nave espacial israelita a la Luna.

Bash arrancó las operaciones de Flytrex en Reykjavik, Islandia. Sus primeras órdenes fueron conformadas por pedidos de sushi y sándwiches. Este sólo fue el primer escalón.

Hoy en día, ya están activos en Islandia, Costa Rica. Y aunque en Estados Unidos todavía no es legal la entrega en drones, Flytrex se atrevió. En un club de golf ubicado en Dakota del Norte, entregaron sus primeros pedidos a los jugadores del hoyo 18.

Bash insiste en que si hablamos en términos de economía y medio ambiente, los drones ofrecen muchas ventajas. Al menos para toda una categoría de paquetes.

Estiman que Flytrex ya realizó más de 1,000 vuelos. Incluso tienen una tasa de éxito del 100%.

El próximo reto los está esperando en Holly Springs, Carolina del Norte, EU. Este despliegue formará parte del Programa Piloto de Integración (IPP) de drones. En donde buscan trabajar estrechamente con la Administración Federal de Aviación (FAA) y el Departamento de Transporte de los Estados Unidos.

El país donde existen más cervecerías per cápita