(Photo by Linda Kastrup / Ritzau Scanpix / AFP) / Denmark OUT
- Publicidad -

Con una placa en homenaje de Okjokull, primer glaciar de la isla que fue devorado por el calentamiento global, Islandia le dijo adiós a lo que solía ser uno de sus imponentes glaciares.

Así fue como en el lado oeste de la isla, con una emotiva ceremonia, se presentó la placa conmemorativa en el lugar que ocupaba el desaparecido glaciar Okjokull.

- Publicidad -

“Espero que esta ceremonia sea una fuente de inspiración no solo para nosotros aquí en Islandia sino también para el resto del mundo, porque lo que vemos aquí es solo un rostro de la crisis climática”, declaró la primera ministra islandesa, Katrín Jakobsdóttir.

(Photo by Jeremie RICHARD / AFP)

Lee: Este es el pueblo donde encontraron un gigantesco fémur de dinosaurio

Con letras doradas sobre la placa titulada en islandés y en inglés “Una carta para el futuro”, los investigadores esperan concienciar a la población ante el declive de los glaciares y los efectos del cambio climático. También lleva la mención “415 ppm CO2”, en referencia al nivel récord de concentración de partes por millón de dióxido de carbono registrado en la atmósfera en mayo pasado.

(Photo by Jeremie RICHARD / AFP)

“Recordando a un glaciar perdido, queremos poner el acento en lo que está desapareciendo -o muriendo- en el mundo entero, y llamar la atención sobre el hecho de que se trata de algo ‘logrado’ por los hombres, a pesar de que no deberíamos estar orgullosos de ello”, explicó en un comunicado Cymene Howe, profesora de Antropología de la Universidad Rice de Estados Unidos, que lanzó el proyecto.

La pérdida en Islandia podría continuar 

“Las discusiones sobre el cambio climático pueden ser muy abstractas, acompañadas de numerosas estadísticas catastróficas y de modelos científicos complejos (…) incomprensibles”, agregó.

Lee: Chile es declarado el país con los mejores cielos del planeta

Según la investigadora y su colega Dominic Boyer, Islandia pierde unas once mil millones de toneladas de hielo por año. Los científicos temen la desaparición de los cerca de 400 glaciares con los que cuenta la isla subártica en los próximos 200 años.