Unsplash
- Publicidad -

El primer semestre de 2019 ha visto una serie de accidentes mortales en el Everest (tan solo en mayo, 11 excursionistas murieron o desaparecieron en la montaña). Para reducirlos, Nepal acaba de imponer una serie de medidas que entrarán en vigor en la próxima temporada.

El gobierno local creó un panel formado por alpinistas expertos y agencias turísticas que ha detectado como principales amenazas el exceso de exploradores y la falta de experiencia de algunos de estos. Por eso, para tramitar un permiso de entrada, los interesados deberán haber escalado ya al menos otra montaña nepalesa de más de 6,500 metros de altura y demostrar buena salud y capacitación. Además, todos deberán subir el Everest acompañados por un guía local.

Lee: Los mitos que han hecho del Monte Everest el máximo logro de los escaladores

- Publicidad -

Con el objetivo de reducir el número de visitantes, la segunda medida es elevar el precio del permiso para subir más allá del campamento base. De acuerdo con la BBC, este subirá de $11,000 dólares a $35,000.

Unsplash

Hace unos meses, Business Insider reportó un incremento en actividades de agencias turísticas que llevaban escaladores sin mayor experiencia. Entonces, el gobierno local anunció que no se limitarían los permisos para escalar la montaña, pero se regularían las condiciones para darlos.

Muchos de los accidentes reportados en el primer semestre del año fueron ocasionados por las grandes congregaciones de alpinistas en ciertos puntos del sendero que exigen el paso de uno a uno. Las largas esperas en fila, sin mayor movimiento, pueden ocasionar congelamientos parciales y totales, imposibilitando regresar al campamento base.

La radical medida llega después de otras dos más con las que el gobierno de Nepal planea hacer frente al turismo masivo. La primera fue prohibir la entrada al campamento base a quienes no cuenten con un permiso oficial para escalar y la segunda determinó cerrar parcialmente la montaña para llevar a cabo una campaña de limpieza a profundidad.