- Publicidad -

Consumir y apoyar a la industria del vino mexicano nunca había sido más necesario. A finales de octubre, Baja California sufrió los estragos del fuego sobre gran parte de su territorio: de acuerdo con datos oficiales se reportaron preliminarmente hasta 14,270 hectáreas que fueron devastadas por los incendios.

A raíz de esta situación, la unión de empresarios, sociedad y gobierno para combatir el desastre natural hizo que todos recuperáramos la fe en la humanidad, sin embargo aún hay mucho por hacer para ayudar.

- Publicidad -

Entre las zonas más afectadas estuvo Ensenada con 6,300 hectáreas y Tecate, con 1,250. Pero no fueron los únicos dañados, Rosarito y Tijuana, así como la ruta del vino en el Valle de Guadalupe, también sufrieron consecuencias en sus terrenos. De ahí que la comunidad de productores vinícolas de Baja California, Pro Vino A.C y el Consejo Mexicano Vitivinícola se hayan ayudado entre sí para levantarse y apoyar a todos los que sufrieron pérdidas.

Cena en estos restaurantes y apoya la causa

Algunas de las acciones para la recaudación de fondos son las cenas en los siguientes restaurantes durante todo noviembre y diciembre: Máximo Bistrot (CDMX), Alcalde (Guadalajara), Grupo Pangea (Monterrey), Manzanilla (Ensenada), Kettner Exchange (San Diego, CA) y rifa de etiquetas especiales de vinos en el Festival Fevino de Guadalajara.