- Publicidad -

Generación tras generación los artesanos de Puebla y Tlaxcala han perfeccionado las técnicas con las que crean la tradicional talavera de sus estados. Esta manifestación cultural no solo es de México, también forma parte del legado español y por esta y otras razones es que la UNESCO acaba de integrarla a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Aunque la denominación de origen de esta artesanía existe desde 1994, es hasta hoy que se determina la importancia de este producto, así como la necesidad de proteger las prácticas vivas, expresiones y procesos con las que se produce, ya que en todos los casos siguen siendo los mismos que en el siglo XVI. Además, las técnicas de extracción de las materias primas con las que se hace la talavera también forman parte de la transmisión de conocimiento generacional.

- Publicidad -

Sus orígenes se remontan a la tradición islámica que emigró primero de Egipto y Persia, para llegar después de Marruecos y España, para finalmente llegar a México. Es en estos dos últimos países donde se vincula con la identidad de las localidades.

En cada lugar las características de la talavera difieren ligeramente, sin embargo existen ciertas características quelas piezas mexicanas deben de tener .

  • Todas las piezas han de ser hechas a mano. Normalmente, se puede ver la firma del artesano en la base.
  • Solo se permiten seis colores: azul, amarillo, negro, verde, naranja y violeta pálido, y deben de generarse mediante pigmentos naturales.
  • Los diseños en pintura deben de sentirse al tacto, ya que tienen que tener una ligera elevación.
  • Es obligatorio utilizar barros naturales cuya cocción sucede en hornos tradicionales.