- Publicidad -

Caminar de noche por la calle hotelera de Tulum puede ser un verdadero deleite, no sólo disfruto de admirar a todos los extranjeros que aman este destino, también de las  irresistibles boutiques, hoteles tropicales llenos de vibras playeras, el ambiente de coquetos bares y el sonido del mar a lo lejos.

En un encuentro inesperado conocí a José Luis, y en cuestión de minutos me confesó su gran pasión por la cocina, “hay que estar loco para dedicarse a la cocina, pero yo agradesco todos los días por hacer lo que más amo”, entendí que seguramente era chef y no tardó en hablarme de su restaurante, la manera en que cultivan sus productos, todo de granja, fresco y local. Esa misma noche y sin pensarlo tuve que dirigirme a ARCA.

En un lugar abierto, totalmente tropical, lleno de velas y un ambiente muy relajado, ARCA por el chef José Luis Hinostroza nos hizo pasar una velada llena de sorpresas de sabor y excelentes cocteles. Uno de esos restaurantes por los que valdría la pena volver a Tulum.

- Publicidad -

Nuestro deleite comenzó con un aguacate asado ligeramente cubierto con una pasta de algas marinas hecha de lechuga de mar, bañada en un caldo a base de aceite de hoja de aguacate decorado con Chaya asada. El primer bocado te enamora y no dejas de pensar cual será la siguiente sorpresa.

¿Un taco de cangrejo en hoja santa? Lo mejor es su capeado en tempura de amaranto y la salsa de grosella con habanero que le da un toque delicioso.

Si de favoritos se trata, mi amor por el coco se hizo notar en el plato vacío después de probar la pesca del día, con una salsa de coco acompañado de una ensalada de jícama con coco rallado, lo recuerdo y se me hace agua la boca.

El mixólogo salió de su barra para sorprenderme con una bebida hecha de los productos más frescos del día, el aftertaste picosito lo hizo un tanto adictivo. La culminación de la cena fue con un postre muy único, crema amarga congelada rellena de una compota de mango bañada en miel real, el mismo chef la deja caer sobre mi plato al mismo tiempo que muy orgulloso presume de los productos de la región, y su encanto por todo lo que se produce en la península.

ARCA será uno de tus lugares preferido en Tulum, bastará con probarlo para hacerlo un must de tus visitas a esta paradisiaca playa.

Lee: Ik Lab, una galería de arte en medio de la selva