Blue bottles washed up on an Australian beach; Shutterstock
- Publicidad -

Durante el pasado fin de semana, miles de personas fueron víctimas de picaduras de medusas en la costa de Australia, algo que los expertos catalogaron como una “epidemia”. Las picaduras de las medusas se realizaron a lo largo de la Costa de Oro y la Costa del Sol, ubicadas al norte de Brisbane, según Fox News. En total, más de 3.500 personas fueron picadas en ambos lugares por una especie de medusa llamada bluebottle.

Estas especies, según explicó el Museo Australiano, no es solo un animal, sino una “colonia de cuatro tipos de individuos altamente modificados (zooides). Los zooides dependen unos de otros para sobrevivir “. Juntos, los zooides crean una forma de vela, como la de un barco, y cuando el viento se levanta, las medusas pueden viajar largas distancias hasta llegar a la orilla del mar.

“Nunca he visto nada como esto”, dijo el oficial de servicio de Surf Life Saving, Jeremy Sturges, a News.com. “No todos los afectados reaccionan de la misma manera, pero ha habido reacciones muy serias”. News.com también informó que la embestida de las medusas bluebottle puede deberse a condiciones de oleaje en el noreste inusualmente fuertes, que empujaron a las medusas hacia la costa.

A sign on the beach to warn swimmers in Queensland Australia of marine stingers in the water; Shutterstock
- Publicidad -

Allí, las criaturas marinas se agruparon y causaron estragos. Debido a esto, los salvavidas se han visto obligados a cerrar varias playas populares. Y, como Sturges destacó, estas medusas costeras son tan peligrosas como las que están en el agua.

Lee: ¿Agroterrorismo? Se encuentran agujas dentro de fresas en Australia

¿Qué hace en caso de una picadura?

La recomendación que dan los paramédicos de Queensland es la siguiente: “Si te pica una medusa bluebottle, retira los tentáculos con una toalla u otro objeto, enjuaga el área con agua de mar, coloca el área afectada en agua tibia y, si es necesario, aplica compresas de hielo. Si es claramente una picadura de fondo azul, evita usar vinagre”. No es probable que la picadura desaparezca pronto.

Según el Museo Australiano, cada año se reportan alrededor de 10,000 a 30,000 picaduras a lo largo de la costa este de Australia. Sin embargo, no se han confirmado muertes debido a estos animales en el hemisferio sur, según el museo. Aún así, se debe evitar cualquier acercamiento a la medusa azul para mantenerse a salvo.